Cómo se forman las nubes y sus tipos

Cómo se forman las nubes y sus tipos

Mirando hacia el cielo, podremos ver a las nubes siempre presentes en él. Las nubes pueden ser de mayor o menor tamaño, más altas o más bajas o de múltiples formas y, aunque algunos no les guste su presencia (sobre todo en verano), lo cierto es que son imprescindibles para que la vida en nuestro planeta se haya desarrollado y siga haciéndolo, pues son una fuente de agua para nuestra tierra, así como para los distintos cuerpos acuáticos como los ríos, lagos, mares u océanos.

En este artículo de EcologíaVerde, damos respuesta a las dudas sobre cómo se forman las nubes y sus tipos.

Qué son y cómo se forman las nubes

Para responde a las dudas sobre qué son las nubes y cómo se forman primero debemos tener en cuenta el ciclo del agua, pues esta es la base de la composición de las nubes.

Así, la superficie de nuestro planeta está compuesta por un 70% de agua distribuida en mares, ríos, lagos y estanques. Para informarte mejor sobre ello, en este otro artículo explicamos con detalle la Distribución del agua en el mundo.

Esta agua es calentada por la energía procedente del Sol, produciendo la evaporación de grandes cantidades de agua. Paralelamente a este proceso, las plantas de nuestro planeta también absorben la humedad del terreno y emiten vapor de agua a la atmósfera. Se estima, por ejemplo, que un manzano emite en forma de vapor unos 6.800 litros de agua cada seis meses (varía según las condiciones).

El aire que absorbe esta humedad se convierte en aire húmedo y caliente (el aire húmedo absorbe más calor) y asciende hacía las capas más altas de la atmósfera, enfriándose durante su ascenso. Llegado un punto, este vapor de agua se condensa, formando gotitas de tamaño microscópico. Así, las nubes están formadas de gotas de agua.

Si bien el proceso puede variar en algunos casos, por ejemplo, cuando una masa de aire húmedo y caliente asciende a lo largo de la pendiente de una montaña, se enfría y condensa para formar las nubes. Este es el principal motivo por el que las nubes son frecuentes en las altas montañas.

En resumen, las nubes son hidrometeoros (formado por gotitas de agua) y tienen una función muy importante para la vida en el planeta, pues al fin y al cabo es lo mismo hablar de la importancia que tiene el agua. En este otro artículo de EcologíaVerde te contamos la Importancia del agua para el planeta y el ser humano.

Los principales tipos de nubes

Las nubes se distinguen entre si por su forma, magnitud y color. Esto define principalmente 3 clases de nubes:

  • Cúmulos: son nubes de que poseen una apariencia hinchada (cúmulo significa montón) y se originan debido a corrientes de aire que asciende. Lo más habitual es que su formación tenga lugar durante el día y por la noche se acaban disolviendo. A pesar de su aspecto hinchado, son un indicador de buen tiempo.
  • Estratos: son nubes que poseen un aspecto alargado, horizontal y de color grisáceo
  • Cirros: son nubes de aspecto ligero y sutil y color blanquecino. Son nubes que se forman por cristales de hielo y se sitúan a niveles muy altos en la atmósfera, superiores a 7.500 metros.

Sin embargo, muchas de las nubes que se observan en el cielo, tienen características intermedias a estos tipos: se diferencian en cirrocúmulos, cirroestratos y estratocúmulos.

Además, el término nimbo se aplica a las nubes que son portadoras de lluvias. Aunque generalmente los cúmulos son signos de buen tiempo, se llaman cumulonimbos cuando están cargados de lluvias. Cuando son los estratos los que están cargados de lluvia, se llamas nimboestratos.

Tipos de nubes según el viento: las nubes altas, medias y bajas

Estas grandes acumulaciones de gotas de agua se encuentran bajo la influencia de los vientos. Los movimientos de aire son importantes en la formación de las nubes, que influyen en su forma. Por ejemplo, si hay vientos con grandes corrientes ascendentes, las nubes que se formen tendrán un desarrollo más vertical, mientras que si no hay vientos en ese momento, las nubes se formarán en capas o estratos. En función de los vientos se diferencian nubes altas, medias o bajas:

Nubes altas

Son nubes que se originan a alturas entre los 7 km y los 13 km en la atmósfera. Estas nubes no forman precipitaciones, pero pueden indicar un cambio de tiempo. Entre las nubes altas, podemos encontrar cirros, cirrocúmulos o cirroestratos.

Nubes medias

Son nubes que se forman a alturas entre 3 km y 6 km y no originan precipitaciones, es decir, son aquellas nubes que cubren total o parcialmente el cielo. Además, las nubes medias son de aspecto uniforme.

Nubes bajas

Son nubes que se forman por debajo de los 3 km y son las que originan las precipitaciones si están a muy baja altura. Son nubes de desarrollo vertical, entre las que podemos encontrar estratos, cúmulos y cumulonimbos. Este tipo de nubes posee un aspecto algodonoso.

Si te interesa conocer más información sobre las nubes, te recomendamos aprender más con EcologíaVerde con este otro artículo sobre ¿Por qué en las zonas desérticas se forman pocas nubes?

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo se forman las nubes y sus tipos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Fenómenos meteorológicos.