Contaminación de China, en alerta roja