Contra el desalojo, viviendas con botellas de plástico