Crean un agujero negro que convierte la luz en calor