Cucarachas controladas de forma remota para buscar supervivientes de un terremoto
Vale, las cucarachas son bichos a los que mucha gente tiene una fobia incontrolable y que no parecen de mucha utilidad para la naturaleza. Una plaga que afecta a todas las ciudades del mundo. ¿Pero y si conseguimos que este insecto que vive entre desechos nos ayude?

Desde hace algún tiempo, algunos centros de investigación, como la Universidad de Harvard o la Universidad de Michigan, han trabajado en un curioso proyecto. Se trata de implantar sensores y sistemas electrónicos en insectos para poder dirigirlos de forma remota. Por ejemplo, tratan de equipar a escarabajos con sensores remotos con los que recopilar datos controlando el camino que recorren los insectos.

El problema de implantar un sistema electrónico en un insecto es el pequeño tamaño de éste. Pero, además, se trata de controlar sus movimientos. Con todo, la Universidad Estatal de Carolina del Norte ha conseguido el reto usando cucarachas.

Un equipo de investigación de dicha universidad, dirigido por el profesor Alper Bozkurt, ha sido capaz de colocar un sistema a lomos de una cucaracha (una cucaracha gigante de Madagascar) y controlar los movimientos del insecto.

Han elegido las cucarachas porque son insectos muy robustos y, además, pueden infiltrarse en espacios muy pequeños. Así, se podrían usar para recopilar y transmitir información o para localizar supervivientes en un edificio que haya sido destruido por un terremoto.

Aunque, sabiendo que la investigación está financiada por la Agencia Militar de Defensa de Estados Unidos, otro de los usos puede ser el de espiar al enemigo.

El equipo ha creado un pequeño sistema de control con un peso de tan sólo 0,7 gramos y que cuenta con un par de electrodos que se usan para enviar señales a las antenas y al abdomen del insecto, activando en éste sus órganos sensitivos y simulando la misma sensación que provoca un cambio en el flujo del aire, lo que le hace creer que está en peligro porque existe un depredador cerca.

El vídeo donde se demuestra el funcionamiento es sorprendente: