Compartir

Cuidados del lirio africano

Cuidados del lirio africano

Conocida como el lirio africano, es una planta que pertenece a la familia de las Iridaceae y al género Dietes, formado únicamente por seis especies de plantas perennes y rizomatosas. Tienen su origen en Sudáfrica, y con las condiciones adecuadas se pueden cultivar en cualquier lugar del planeta. También se la conoce como iris de lluvia, y entre sus especies más populares están dietes color, dietes iridioides, dietes grandiflora o dietes robinsoniana.

Es una planta herbácea que tiene hojas en forma de espada, de color verde oscuro y con un tamaño que puede llegar a superar el medio metro de altura. Sus flores son muy curiosas ya que solo duran un día, pero lo cierto es que no paran de producirse y las verás constantemente. Son de color blanco con manchas oscuras y con pétalos lilas o azulados. Es una planta que florece en primavera y principios de verano. Si quieres saberlo todo sobre los cuidados del lirio africano, sigue leyendo este artículo de Ecología Verde.

También te puede interesar: Cultivo y cuidados del lirio amarillo

Cuidados básicos

Entre los cuidados básicos del lirio africano destacan:

  • Ubicación: se suele utilizar en macizos o borduras bajo arbustos o árboles, pero también se pueden cultivar en macetas tanto para poner en espacios interiores como exteriores. Puede desarrollarse tanto a pleno sol como en semisombra.
  • Temperaturas: es muy resistente en este sentido, soportando incluso heladas o viento.
  • Suelo: debe estar muy bien drenado y tener materia orgánica, siendo todo una mezcla de tierra de jardín, mantillo de hojas y arena. Puedes sustituir el mantillo por humus.
  • Riego: también es muy resistente a la sequía, así que será suficiente con un par de riegos por semana. Espera siempre que se seque totalmente la tierra entre uno y otro.
  • Abono: aplica un fertilizante orgánico antes de plantarla y otro mineral que sea especial para bulbosas cada 20 días, pero solo durante la floración.
  • Plagas y enfermedades: son muy resistentes a las más habituales que suele haber en los jardines, así que a no ser que no le prestes ningún cuidado, no será atacada.
  • Multiplicación: se puede hacer dividiendo los rizomas después de la floración o bien a partir de semillas sembradas en primavera.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del lirio africano, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Cuidados del lirio africano

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuidados del lirio africano
1 de 2
Cuidados del lirio africano
Volver arriba