Compartir

Cuidados para la flor de Pascua

 
Por Javier Sánchez, Biólogo. 2 octubre 2018
Cuidados para la flor de Pascua

Un símbolo de la Navidad bastante popular es la flor de Pascua (Euphorbia pulcherrima) o también llamada Poinsettia, pues tiene colores muy adecuados para esta época ya que sus hojas son verdes y rojas en tonos intensos. La Navidad es la época perfecta para cultivar esta planta en casa, pues es cuando florecen, pero también podemos aprender a cuidarla y así mantenerla durante todo el año en casa para que en la próxima temporada navideña vuelva a florecer. En este artículo de EcologíaVerde tratamos sobre los cuidados de la flor de Pascua y esperamos que esta guía sencilla te sea de gran ayuda para cuidarla todo el año.

Cómo cuidar la flor de Pascua - cuidados básicos

La flor de Pascua o flor de Navidad es una de las flores y plantas típicas de Navidad, pero no solo dura en la época navideña, sino que puede llegar a perdurar de un año para otro con los cuidados correctos. Por eso, para que crezca sana y fuerte es necesario colocarla en un sitio bien iluminado pero no directamente al sol, sino se sacaría. La planta de Pascua aguanta bien las bajas temperaturas, pero no las heladas, por lo que es ideal como planta de interior.

La humedad es un factor importante en el desarrollo de esta planta. Para esto es muy importante crear un ambiente húmedo alrededor de la planta, pero evitando que esta tenga contacto directo con el agua, por lo que es recomendable pulverizar agua. Los riegos deben ser constantes, sobre todo cuando notemos que la tierra empieza a quedarse seca. Sin embargo, en cuanto se produzca la floración, se debe reducir la frecuencia de los riegos, ya que así la planta descansa y coge fuerza para la próxima floración. Durante la época de floración, también es muy importante el abonado de la tierra para que florezca bien. El abono líquido es el adecuado para la planta de Pascua y debe incorporarse con el riego cada unos 15 días aproximadamente.

Debido a que la planta de Pascua es generalmente una planta débil, debe evitarse cualquier roce o golpe que pueda romperla, sobre todo durante la época de floración. También es importante situar la planta en un ambiente limpio, ya que un aire de mala calidad puede hacer que sus hojas se sequen o se arruguen.

Cuidados para la flor de Pascua - Cómo cuidar la flor de Pascua - cuidados básicos

Cuidados para cultivar una flor de Pascua en interior

Si tu vivienda está en una zona de clima frío, es recomendable tener esta planta en el interior de la casa. Los siguientes consejos te ayudarán en los cuidados básicos de la flor de Pascua o Navidad.

Ubicación

Conviene ubicarla en un lugar con abundante luminosidad, ya que las hojas se caerán en caso de no tener suficiente luz. También es muy importante que no se exponga a la planta a corrientes de aire ni se ubique muy próxima a una estufa o radiador, ya que el exceso de humedad la perjudica (solo pulverizar).

Riego

Se debe mantener un sustrato siempre con cierto grado de humedad, evitando que se seque, pero sin encharcar en exceso. Al realizar el riego en maceta no se debe mojar las flores ni las hojas. Un buen método de riego para esta planta es el de inmersión, consistente en colocar la planta en un cuenco o plato de agua n demasiado fría y dejarla 15 minutos. Una vez transcurridos los 15 minutos, retirarla y escurrir el sobrante de agua.

Poda

El mejor momento para realizar la poda será cuando la planta se quede sin hojas, lo que suele ocurrir a finales del mes de Enero. En este proceso se deben cortar los tallos hasta dejarlos unos 10 cm de largo y sellar la herida con cera de una vela derretida o algún producto que le ayude a cicatrizar la herida. Para podar, se recomienda usar unos guantes, debido a que poseen un latex irritante de piel y mucosas.

Reposo durante el invierno

Lo mejor es situar la planta en un lugar lejos de la calefacción hasta que comience la estación primaveral. Durante esta época la planta se seguirá regando, aunque de manera más espaciada en el tiempo.

Trasplante de primavera

Cuando llegue la primavera, es conveniente trasplantar la planta a una maceta mayor, para así poder renovar su sustrato por uno de mayor calidad. A partir de sus vástagos comenzará a desarrollarse nuestra planta. Podremos mejorar este proceso mediante el aporte de un extra de nutrientes por medio de un fertilizante.

La floración

La floración de la planta de Pascua suele suceder durante el mes de Diciembre, momento en el que se llena de sus características hojas de rojo. Para esto, es necesario que ya desde finales o principios de Octubre pasen entre 12 y 14 días en una oscuridad total, tapando la planta con un cartón grueso, un plástico oscuro o una campana protectora cubierta con papel de aluminio durante la tarde-noche.

Algunas curiosidades de la flor de Pascua

Entre las curiosidades de la flor de Pascua, Poinsettia o flor de Navidad están:

  • Si bien la flor de Pascua está muy extendida en muchos países por todo el mundo, es una planta originaria de México.
  • Su color rojo destaca en sus brácteas, hojas especializadas de protección, y no en sus flores, que son amarillas.
  • Es una planta de climas cálidos, aunque también puede cultivarse en climas fríos, eso sí, siempre en el interior.
  • Es de hoja caduca.
  • Puede llegar a ser un arbusto de hasta 15 metros.
  • Aunque es una planta ornamental muy decorativa y nos gusta tenerla a la vista, hay que ubicarla en un lugar seguro. Esta planta puede ser muy tóxica para niños y mascotas, por lo que hay que procurar no dejarla a su alcance.
Cuidados para la flor de Pascua - Algunas curiosidades de la flor de Pascua

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados para la flor de Pascua, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Plantas de interior.

Escribir comentario sobre Cuidados para la flor de Pascua

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuidados para la flor de Pascua
1 de 3
Cuidados para la flor de Pascua

Volver arriba