Cultivar tomates ahorrando 1,5 millones de litros de agua por hectárea