Compartir

Cultivo y cuidados de la pachira acuática

Cultivo y cuidados de la pachira acuática

El género Pachira pertenece a la familia de las Bombáceas y está formado por más de 80 especies que tienen su origen en las regiones tropicales de Centroamérica y Sudamérica. Una de las especies más conocidas es la pachira acuática, también conocida como ceibo de agua, zapote de agua, castaño de guinea o castaño de guayana. Es un árbol de porte elegante que puede llegar a medir hasta 20 metros de altura si están en su hábitat natural.

Sus hojas son grandes, brillantes, lanceoladas y palmadas, y sus flores son de un color rosa-púrpura precioso que se complementa a la perfección con sus largos estambres rojos. Las flores duran pocos días, aunque lo cierto es que florecen en varias ocasiones durante todo el año. Más que como árbol se utiliza como planta de interior ya que fuera de las zonas tropicales no soporta las temperaturas bajas. Sigue leyendo este artículo de Ecología Verde si quieres saberlo todo sobre el cultivo y cuidados de la pachira acuática.

También te puede interesar: Cultivo y cuidados del lirio amarillo

Información sobre la Pachira

En nuestro país, sin embargo, la pachira es comercializada como un elegantísimo ejemplar de interior de aspecto rústico caracterizado por sus grandes hojas amazónicas y su curioso tronco enrollado a modo de trenza.

Esta planta tropical ha sido introducida en interiores hace relativamente poco tiempo, por lo que todavía es difícil conocer con exactitud las mejores formas de mantenerla.

El hecho de que esta planta viva dentro del agua o muy cerca de lugares acuáticos es un factor que lleva a la confusión de muchas personas: La mayoría pensaríamos que por ese motivo necesitará ser regada constantemente, pero de hecho un riego excesivo muy posiblemente encharcará sus raíces y acabará con ella.

Si las hojas de tu pachira palidecen o alguno de sus troncos se vuelve blando deberás eliminar las partes muertas y dejar de regar durante una semana para mantener la salud de la planta.

Por último, para mantener sus bellísimas hojas limpias y brillantes deberás pulverizar agua sobre ellas a una distancia cerca de los 40 centímetros. El mejor momento para hacerlo es tras el riego del atardecer.

Cultivo y cuidados

Los cuidados básicos de esta planta son:

  • Temperatura: no tiene muchas exigencias en este sentido, la única es que no puede estar a temperaturas inferiores a 12ºC. Tampoco es recomendable que la pongas cerca de una calefacción.
  • Iluminación: necesita estar en un lugar bien iluminado pero sin recibir los rayos del sol de forma directa.
  • Humedad: debe haber una humedad ambiental que no baje del 60%, así que es recomendable pulverizar la planta con frecuencia para poder mantenerla en niveles óptimos.
  • Suelo: no es una planta muy exigente con el suelo, y con tal de tener un buen drenaje ya se adapta a cualquier tipo.
  • Riego: no necesita mucha agua, así que espera siempre a que la tierra esté seca antes de volver a regar. Si las temperaturas son inferiores a 18ºC deberás regar menos.
  • Poda: se hace cuando finaliza el frío para controlar su crecimiento y darle forma de cara a la llegada del buen tiempo, lo que trae más hojas y flores.
  • Abono: aplica mensualmente un fertilizante mineral, únicamente durante la primavera y el verano.
  • Multiplicación: la mejor opción es la que se hace por esquejes a partir de una rama con hojas sanas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cultivo y cuidados de la pachira acuática, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Cultivo y cuidados de la pachira acuática

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
YINA APONTE
Buenas tardes por favor me pueden informar si tienen para la venta la planta PACHIRA y que valor tiene y enque direccion la puedo consegui

Cultivo y cuidados de la pachira acuática
1 de 2
Cultivo y cuidados de la pachira acuática
Volver arriba