Cúrcuma: propiedades, beneficios y cómo tomarla

Cúrcuma: propiedades, beneficios y cómo tomarla

La cúrcuma (Curcuma longa) es una de las especias más usadas en muchas cocinas orientales, formando parte básica del conocido curry. También es conocida como palillo, azufre de Indias, colorante alimentario, azafrán de raíz o simplemente azafrán, que no se debe confundir con el Crocus sativus. El polvo de la raíz molida de esta planta es un excepcional aditivo con una gran cantidad de propiedades beneficiosas.

Si quieres saber para qué sirve la cúrcuma y más detalles sobre esta especia, sigue leyéndonos en este artículo de EcologíaVerde en el que verás una guía sobre las propiedades de la cúrcuma, sus beneficios y cómo tomarla.

Características de la planta de cúrcuma

La Curcuma longa es una planta herbácea perennifolia que llega a alcanzar alturas de hasta metro y medio, aunque tiende a crecer más horizontalmente que hacia arriba. Sus hojas llegan a superar el metro de longitud y la planta produce flores triples y hermafroditas, que aparecen en espigas.

Lo que se consume son sus raíces o, más exactamente, su rizoma, que es de color leñoso en su exterior y de un color amarillo cálido o naranja en su interior. Al paladar, el sabor de la cúrcuma es dulce, aunque tiene también toques picantes y amargos, motivo por el cual se usa como especia para aderezar platos de todo tipo.

La cúrcuma es de cultivo preferente en climas cálidos, con abundantes lluvias y sin heladas, que podrían llegar a matar el rizoma de la planta.

Propiedades de la cúrcuma

Entre los principios activos de la cúrcuma destacan:

  • Aceite esencial con turmerona y zingibereno.
  • Curcumina.
  • Curcumoides.
  • Principios amargos.
  • Resinas.

A la planta de cúrcuma se le atribuyen una gran cantidad de propiedades beneficiosas. Estas son las principales propiedades de la cúrcuma:

  • Antioxidante
  • Antiinflamatoria
  • Hepatoprotectora
  • Colerética
  • Hipolipemiante
  • Digestiva
  • Depurativa
  • Antiespasmódica
  • Antiviral
  • Antibacteriana
  • Antifúngica

Debido a esto, se puede usar para ayudar en la prevención y el tratamiento de una gran cantidad de enfermedades y dolencias.

Beneficios de la cúrcuma

Gracias a sus grandes propiedades, el consumo de cúrcuma en la dieta es muy indicado en multitud de casos. Si te preguntabas para qué sirve la cúrcuma, aquí te contamos cuáles son sus principales beneficios y usos:

Artritis

Las propiedades antiinflamatorias de la cúrcuma ayudan a mantener las articulaciones en mejores condiciones, así como a reducir los síntomas de dolor y rigidez asociados a la artritis, sobre todo en el caso de la osteoartritis, que es uno de los tipos de artritis más comunes.

Dolores musculares

Gracias a sus grandes capacidades antiinflamatorias se usa en tratamientos para los dolores musculares, los esguinces leves, las tendinitis, las lumbalgias y las ciáticas. Tomar cúrcuma junto al tratamiento o terapia indicada por el médico o fisioterapeuta facilita la recuperación de estos problemas.

Hepatitis y cálculos biliares

Como es un protector del hígado y de la vesícula biliar, gracias su función hepatoprotectora, es muy usada para facilitar la recuperación en casos de hepatitis y para facilitar la expulsión de piedras o cálculos biliares.

Diabetes

El consumo de cúrcuma ayuda mucho a la hora de reducir la cantidad de azúcar en sangre, por lo que resulta un gran aliado para los que sufren de diabetes, siempre y cuando el médico les indique cómo tomarla y tenerlo en cuenta para la ingesta de alimentos a lo largo del día y las dosis de insulina que deban aplicarse.

Problemas de circulación

Esta especia también resulta muy útil a la hora de mejorar la circulación sanguínea, ayuda a mantener las arterias en mejor estado y también a prevenir enfermedades como la aterosclerosis.

Problemas digestivos

Se trata de un tónico digestivo muy efectivo. Es una planta medicinal óptima para los casos de indigestión, inflamación intestinal, diarreas, flatulencias y meteorismo, dolores ventrales y espasmos gastrointestinales.

Pérdida de peso

Gracias a sus funciones hepatoprotectoras, depurativas y de mejora de la circulación, la cúrcuma favorece la movilización de las grasas, estimulando la quema y la expulsión de estas. También favorece la eliminación de líquidos retenidos. Por todo ello, la cúrcuma para adelgazar es un complemento de las dietas muy efectivo.

Afecciones respiratorias

Esta especia tiene también la capacidad de reducir la inflamación en los pulmones. Esto, unido a sus propiedades antivirales y de ayuda en la limpieza de los pulmones, hace que resulte una gran aliada en el tratamiento de afecciones respiratorias. También te puede interesar descubrir estos 13 antivirales naturales.

Estimulación del sistema nervioso

Esta planta resulta también muy útil al tratar pacientes con cuadros de ansiedad y personas que sufren Alzheimer, ayudando a mejorar su tratamiento convencional con medicamentos y terapias. Gracias a la estimulación del sistema nervioso, siempre que no se toma esta especia en exceso, se mejoran las capacidades como la memoria y los reflejos, entre otras.

Envejecimiento prematuro

Gracias a sus propiedades antioxidantes ayuda a combatir parte de los radicales libres que llegan a nuestras células, lo que evita que las células envejezcan demasiado rápido y aparezcan signos de vejez prematura.

Producción de leche materna

Una de las capacidades de esta especia es que en las mujeres lactantes puede estimular y aumentar la producción de leche, por lo que a veces es recetada para casos en los que hay dificultad para producir una cantidad mínima adecuada para el bebé. Por supuesto, siempre debe tomarse bajo supervisión médica.

Cómo tomar cúrcuma

Hay muchas formas de tomar esta especia para poder beneficiarse de todos los efectos positivos que aporta a nuestro organismo. Te contamos cómo se puede tomar la cúrcuma:

Especia para las comidas

Esta es con diferencia la forma más popular y extendida de consumo de cúrcuma en la mayoría de países. Simplemente espolvorea la raíz molida en forma de polvo amarillento o naranja sobre tus platos y comidas. En España y otros países se ha usado tradicionalmente para dar sabor al arroz, aunque también es común su uso sobre pescados, carnes e incluso sopas. Añade de una a tres cucharaditas al final de la cocción para disfrutar de su sabor y que no se pierdan sus propiedades beneficiosas. Algunas de las recetas con cúrcuma más populares son: el curry, el arroz con cúrcuma y la leche de cúrcuma o leche dorada. Aquí abajo te dejamos un vídeo de una receta de leche dorada fácil.

Té de cúrcuma

El té o la infusión de esta especia es muy sencillo de preparar. Toma nota sobre cómo hacer té de cúrcuma: pon un litro de agua a hervir, añade una cucharada de cúrcuma en polvo y déjalo a fuego lento durante unos 10 minutos. Cuela después la mezcla y añádele limón, miel, jengibre u otros ingredientes de tu gusto para mejorar el sabor.

Cápsulas de cúrcuma

La cúrcuma en cápsulas es común en el mercado como complemento alimentario desde hace tiempo. En estos casos, lo mejor es consultar a un nutricionista profesional o a un médico para que nos asesore acerca de las dosis a tomar, ya que en cada caso puede variar. No obstante, siempre hay que ceñirse a las indicaciones del envase y nunca superar la dosis máxima indicada en este.

Si te preguntabas, "¿qué pasa si tomo cúrcuma todos los días?", sentimos decirte que no es lo más conveniente para periodos largos. Sí puedes tomarla a diario si vas a hacer un tratamiento por poco tiempo seguido, pero si te planteas tomarla por mucho tiempo y muy seguido o incluso a diario, no te lo recomendamos porque empezarían a aparecer efectos secundarios u otros problemas.

Efectos secundarios y contraindicaciones de la cúrcuma

Si te planteas tomar esta especia de vez en cuando o para un tratamiento, es normal que te preguntes cuáles son los efectos secundarios de la cúrcuma. Lo cierto es que generalmente no produce efectos secundarios importantes y solo hay evidencias de que a algunas personas, ya sea por sensibilidad a alguno de sus componentes o por tomar esta planta en exceso, les produce:

  • Malestar estomacal.
  • Náuseas.
  • Mareos.
  • Diarreas.

Además, aplicada en la piel, en el caso de tener la piel sensible, puede producir irritación y si se deja mucho rato puesta puede teñir la piel de un tono amarillo anaranjado.

Como sucede con todas las sustancias con propiedades medicinales, hay contraindicaciones de la cúrcuma que deben tenerse en cuenta:

  • Mujeres embarazadas.
  • Pacientes con obstrucción de los conductos biliares, ya que estimula la producción de bilis y se aumentaría la obstrucción.
  • Personas con pieles muy delicadas.
  • Personas con alergia o sensibilidad a alguno de sus componentes.

Además, se aconseja a los pacientes diabéticos o con problemas de coagulación que consulten siempre a un especialista antes de tomar cúrcuma por su cuenta como tratamiento, es decir, en dosis superiores a las usadas comúnmente como especia para aderezar platos.

Si te gusta conocer las propiedades y los beneficios de las plantas medicinales, no te pierdas estos otros artículos de EcologíaVerde en los que te contamos todo acerca de varias plantas medicinales:

  • 60 plantas medicinales del Perú y para qué sirven.
  • 50 plantas medicinales mexicanas y para qué sirven.
  • Para qué sirve el muérdago: propiedades y beneficios.
  • Romero: propiedades, para qué sirve y cómo prepararlo.
  • Clavo de olor: propiedades, para qué sirve y contraindicaciones.
  • Trébol rojo: propiedades, para qué sirve y contraindicaciones.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cúrcuma: propiedades, beneficios y cómo tomarla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Remedios naturales.

Bibliografía
  • Cebrián, J., (2012), Diccionario de plantas medicinales, Barcelona, España, Integral RBA Libros.