Cyclodeo, una web con vídeos de carriles bici
Cada vez se ven más ciclistas por las calles. Los veteranos saben las mejores rutas y, si es posible, eligen una con carriles bici. Pero los nuevos ciclistas, en ocasiones, no siempre saben por dónde pedalear. Por ello, desde los Países Bajos, la cuna de la movilidad a pedales, nace este original proyecto, Cyclodeo, una web en la que se pueden buscar los carriles bicis de las ciudades para elegir el recorrido más conveniente y, sobre todo, más seguro.

Pero en Cyclodeo no sólo se pueden consultar rutas por carriles bici, sino también, vídeos que suben los usuarios. De este modo, se convierte en una especie de Google Streets View para ciclistas, un Google Cycle Lane View.

En la web, hay dos secciones. A la izquierda, se puede ver un mapa, mientras que, a la derecha, se ve le vídeo correspondiente. Las líneas rojas representan rutas subidas por los usuarios.

A partir de ahí, la herramienta funciona como el servicio de Google: cuando se hace clic en un punto de la ruta, se carga el vídeo con la sección correspondiente. Pero la web Cyclodeo no sólo ofrece imágenes. También informa de la distancia que se ha realizado, la velocidad media y el desnivel de la carretera, en este caso, carril bici. No es difícil: muchos móviles cuentan con cámara de vídeo y sistema GPS, así que la tecnología se convierte en una ayuda para los ciclistas.

Dinamarca y Holanda los países que más usan el servicio

Cyclodeo, una web con vídeos de carriles bici
La página web lleva poco de vida y deberá actualizarse con nuevos vídeos de los usuarios. De momento, se pueden ver rutas de algunas ciudades holandesas, como Eindhoven o Helmond. En Dinamarca está teniendo un tremendo éxito. Su fundador, Samir Bendida, espera alcanzar, próximamente, 100 kilómetros de vídeos de carriles bici de Copenhague. Países con muchos años de cultura de bicicleta.

Cyclodeo es, en definitiva, una herramienta útil para los ciclistas. Pero, más allá, es una forma de reivindicar el uso de la bicicleta y de la movilidad sostenible y no contaminante. Y, también, de denunciar a los coches que no respetan las vías para ciclistas y se interponen en el camino.