De las cenizas del incendio de Eume, nace una plataforma para su defensa