Derrame en Tumaco, la peor tragedia ambiental de Colombia
La bahía de Tumaco no es noticia por su rica diversidad biológica, ni siquiera por la sobreexplotación y contaminación que realiza la población autóctona de sus recursos. Lamentablemente, el deterioro de este ecosistema del Pacífico Colombiano no es algo nuevo, pero ahora este no es su principal problema.

No, al menos, desde que Tumaco (Nariño), relativamente cercano, se ha convertido en el epicentro del peor desastre ambiental de Colombia en la última década o quizá “en toda su historia”,según afirma el presidente el país, Juan Manuel Santos, tras producirse un derrame de crudo provocado por un atentado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El mayor daño ecológico

Santos ha hecho “una denuncia internacional” porque “este ataque” es un nuevo “atentado” que se produce solo unas semanas después del derrame de miles de galones de petróleo en varias cuencas hídricas de la misma región, transportados en camiones cisterna hace unas semanas.

Sucedió el pasado domingo. Las FARC dinamitaron un tramo del oleoducto Transandino que conduce el crudo hacia el puerto de Tumaco, provocando un derrame de gravísimas consecuencias ambientales, además de dejar sin agua a la población.

Derrame en Tumaco, la peor tragedia ambiental de Colombia
De poco han servido los esfuerzos de Ecopetrol por contener la mancha de crudo instalando barreras y absorbiendo la mayor cantidad posible mediante motobombas. Al margen de la tragedia ambiental en la zona, el principal problema ahora es que parte del crudo llegue al Pacífico y suponga un duro golpe para la bahía de Tumaco.

El río Mira, uno de los más caudalosos de la cuenca del Pacífico, respresenta una gran amenaza, ya que desemboca cerca de la bahía de Tumaco y “atraviesa ecosistemas de selva húmeda al sur del país, uno de los más vulnerables y ricos del planeta en biodiversidad”, explican desde Ecopetrol.