Descubren una nueva especie de perezoso con mordida mortal para el ser humano
Un grupo de científicos ha descubierto en Borneo una nueva especie de pequeño primate nocturno cuya mordedura puede ser mortal para el ser humano. Es un perezoso, más relacionado con la familia del lémur que con los monos o simios. Sin embargo, la gran diferencia es esa mordida venenosa, una contradicción biológica si se tiene en cuenta su apariencia inofensiva.

El estudio ha sido publicado en el American Journal de Primatología, La nueva especie ha sido llamada Nycticebus kayan. Nunca se había descubierto porque lleva una vida nocturna y este tipo de comportamiento, habitualmente, deja menos rastros o cualquier otra prueba visual. A menudo, especies parecidas en los rastros que dejan, se confunden.

La investigación ha sido liderada por la profesora Anna Nekaris, de la Universidad Oxford Brookes del Reino Unido, y Rachel Munds, de la Universidad de Missouri. La nueva especie habita una región entre Filipinas y Borneo. Con este nuevo descubrimiento, se confirman cuatro especies diferentes de perezosos: Nycticebus menagensis, N. bancanus, N. Borneanus y la nueva N. Kayan, totalmente nueva para la ciencia. Fuera de la región, hay otras cuatro especies más.

Veneno en los codos

El funcionamiento del veneno es curioso. Los perezosos lamen el veneno que se encuentra en unas glándulas ubicadas en sus codos y lo mezclan con su saliva. Después, muerden. También pueden usarlo de manera preventiva, recubriendo el pelaje de sus crías para protegerlas de los predadores.

El veneno es lo suficientemente poderoso para causar un efecto mortal anafiláctico en las personas, produciendo una reacción alérgica que puede llegar a ser mortal. A pesar de esta peligrosa característica, debido a su apariencia inofensiva, y hasta casi se podría decir que cariñosa, se usa en el comercio de mascotas. Pero los traficantes, conociendo el riesgo, extraen los dientes del animal, lo que puede impedir que se alimenten correctamente y pone en peligro su vida.