Disney evitará el uso de papel procedente de bosques en peligro de extinción
Walt Disney Co, la mayor compañía de medios de comunicación y entretenimiento, también es la mayor editorial infantil a nivel mundial y acaba de anunciar un cambio realmente esperanzador en su política del uso del papel. Según difundió en un comunicado esta semana, no comprará papel procedente de bosques en peligro de una total deforestación. Por contra, pasará a utilizar papel fabricado con “fibra cosechada de manera irresponsable”.

Igualmente, tiene previsto utilizar productos provenientes de áreas aprobadas por el Consejo de Administración Forestal de Estados Unidos, siguiendo la misma línea verde que otras editoriales importantes, como Random House o Pearson Plc.

Pero aún hay más, porque la compañía ha anunciado que intentará consumir la mínima cantidad de papel sin reciclar, priorizando el papel reciclado siempre que sea posible, afirma.

Este cambio de política papelera ha sido aplaudida por las asociaciones ecologistas, que han recordado a la compañía que su fama se debe, en buena parte, a sus dibujos inspirados en animales que viven en el bosque, por lo que tan lógico como justo es que intenten proteger estos hábitats.

“Este cambio tendrá un impacto especialmente importante en Indonesia, el lugar principal donde las selvas tropicales están siendo talados para pulpa y papel,” dicen Rebecca Tarbotton, directora de la Rainforest Action Network, ONG conservacionista que lleva empujando a Disney desde 2010 a tomar este tipo de medidas, pues sus libros estaban hechos con fibra de selva tropical.

Además, recordemos que los bosques indonesios son el hábitat natural de especies gravemente amenazadas, como el tigre de Sumatra, además de otros muchos animales en peligro de extinción. Por lo tanto, esta nueva política es una manera más de educar a los niños predicando con el ejemplo en el respeto de los valores medioambientales, consiguiendo que cuentos como El rey león o El libro de la selva tengan un significado más auténtico.