Donald Trump continúa con su campaña contra un parque eólico (2º asalto)