Doñana, en estado crítico por el ser humano
La situación del parque Nacional de Doñana, declarado Patrimonio de la Humanidad, viene siendo crítica desde hace años. A tan valioso espacio natural le llegan las pulgas como a perro flaco, y de un modo u otro el problema acaba siendo el mismo: no se respeta como es debido. Básicamente, en la práctica, su protección demasiado a menudo no es una prioridad.

Las protestas, sobre todo por parte de las organizaciones ambientales, se remontan a mucho antes, pero ahora llueven. No solo por parte de éstas, además. Quizá porque la situación está llegando a un punto crítico. Recordemos cuando, hace nada Seo/Birdlife denunció el caso, calificándolo de alarmante por culpa del regadío y las extracciones de agua ilegales.

Humedales amenazados

La ONG denunció que Doñana se encontraba en situación de alerta debido a la carencia de agua por la falta de lluvia, sumada al abuso del regadío, así como a las extracciones ilegales. También se refirieron a la próxima construcción de un almacén de gas junto a sus frágiles ecosistemas.

Doñana, en estado crítico por el ser humano
No en vano, son alrededor de 200 humedales los que están amenazados en todo el planeta, y éstos están considerados uno de los ecosistemas más vulnerables. Además, en la lista elaborada por la organización a nivel global figuran 70 espacios húmedos considerados de importancia internacional, según el Convenio de Ramsar, así como un total de 11 lugares Patrimonio de la Humanidad, entre los que se incluyen Doñana, en España.

La construcción del proyecto que busca almacenar gas en el subsuelo está generando muchas protestas. La mencionada ONG, Greenpeace, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace y WWF exigen al Gobierno central en funciones y al autonómico paralizar las obras del que consideran un “atentado” por parte de Gas Natural Fenosa que pretende convertir en un campo gasístico el subsuelo de Doñana y su entorno.

Bruselas y organizaciones internacionales han puesto el grito en el cielo. Pero no solo eso. También han advertido que tomarán cartas en el asunto si no se reacciona. Junto a las voces de alarma de la UNESCO destaca su intención de convertir Doñana en el primer espacio natural Patrimonio de la Humanidad dentro de la UE al que la organización incluirá en incluye en la “lista negra” de patrimonio en peligro si España no toma medidas ya. Concretamente, el plazo dado finaliza el 1 de diciembre de este año.