Eco branding: ¿ser ecológico o sólo parecerlo?