Eco-Commons, patentes ecológicas y libres
El desarrollo humano depende de la innovación, de la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías. También el desarrollo de la ecología y la protección del medio ambiente. Por ello, se ha creado el proyecto Eco-Commons, impulsado por la Organización de Soluciones de Negocios para un Mundo Sostenible (WBCSD).

El objetivo de Eco-Commons es que empresas, universidades e instituciones compartan patentes relacionadas con materias como la sostenibilidad, las energías limpias o la ecología de modo que no revirtieran un beneficio económico importante y, sobre todo, que todo el mundo pueda beneficiarse sin un coste adicional prohibitivo. Ya hay más de cien patentes registradas en Eco-Commons. Compartir ideas para mejorar el planeta.

Las Eco-Commons están inspiradas en las llamadas licencias Creative Commons, que permiten compartir creaciones artísticas, informáticas o de cualquier otro tipo manteniendo el reconocimiento a la autoría del trabajo.

El proyecto desarrolla patentes que se comparten y con las que se quiere fomentar y motivar a las empresas para que liberen patentes que ayuden a desarrollar la sostenibilidad medioambiental. Es el primer esfuerzo organizado de crear un banco de patentes disponibles, sin cobros adicionales, y que aborden un amplio rango de problemas de sostenibilidad, incluyendo la gestión de los desechos, la contaminación, el calentamiento global o la demanda de energía.

La iniciativa está orientada a empresas, universidades y centros de investigación para que compartan aquellos avances en materia medioambiental que puedan servir para mejorar la sostenibilidad, pero que no supongan un gran beneficio económico para quien tenga los derechos de la patente.

Las patentes Eco-Commons están abiertas a todos, de manera que las empresas pueden compartir sus innovaciones, actuando como catalizador de mejores innovaciones que, a su vez, pueden potenciar nuevas oportunidades de negocios colaborativos.

Para colaborar con alguna de las patentes Eco-Commons solo hay que seguir el reglamento, que se encuentra en la página de la WBCSD, y ponerse en contacto con dicha organización para trabajar conjuntamente. Las más de cien ecopantentes que ya existen provienen de empresas como Sony, Bosch, Nokia, Hitachi, HP, etc.