Economía basada en petróleo, un sistema absurdo