menu
Compartir

Economía colaborativa: qué es y ejemplos

 
Por Andrea Márquez, Ambientóloga especializada en el Medio Marino y Costero. 18 febrero 2021
Economía colaborativa: qué es y ejemplos

Crear negocios desde casa y empleando aquello que tenemos (por lo general, bienes materiales) se ha puesto de moda. De hecho las televisiones anuncian múltiples portales de compra-venta de productos de segunda mano para que, solo con el uso de internet, sin infraestructuras, los usuarios interesados puedan obtener beneficios por dar un nuevo destino a sus pertenencias, que temporalmente tenían abandonadas. Esta manera de introducir bienes en el mercado es la que enmarcan los modelos de economía colaborativa o sharing economy. Seguramente este concepto te resulte totalmente nuevo, pero quizás no tanto los nombres de empresas como Uber, Wallapop o Vinted.

Para acercar más este modelo económico a los usuarios e informar sobre las situaciones favorables y desfavorables que giran entorno a este, hemos preparado un resumen de la economía colaborativa o sharing economy. Así que, si quieres saber más sobre cómo funciona la economía colaborativa, cuáles son los distintos elementos de la economía colaborativa y cuáles son sus beneficios, sigue leyendo este artículo de EcologíaVerde sobre qué es la economía colaborativa y ejemplos, donde además podrás indagar más en el conflicto existente y los límites que presenta este modelo de desarrollo económico.

Qué es la economía colaborativa y cómo funciona

La economía colaborativa es un nuevo modelo de desarrollo económico, basado en el acceso a los recursos y sus beneficios por medio de la prestación de servicios, pero sin la necesidad de convertirse en sus propietarios, que funciona esencialmente a través del intercambio. Pero, ¿cómo funciona la economía colaborativa exactamente?

Impulsados por los estudios de Gansky (2010) y Botsman y Rogers (2010), los modelos colaborativos han cobrado especial relevancia en los últimos años, gracias al desarrollo tecnológico y de las redes de comunicación, como Internet, empleados como herramienta para atender a las necesidades de los consumidores.

De hecho, en el libro de Gansky The Mesh: Why the Future of Business is Sharing, la autora identifica cuatro rasgos distintivos en los negocios de economía colaborativa:

  • En primer lugar, ofrecen algo que puede compartirse.
  • Para ello, hacen uso de las redes móviles.
  • Estos bienes que ofertan son principalmente son físicos.
  • Finalmente, basan su estrategia de marketing en el la publicidad del boca a boca y a través de las redes sociales.

Para que este tipo de economía se llegue a materializar, como señalan Botsman y Rogers en su publicación What’s mine is yours: the rise of collaborative consumption es imprescindible:

  • Creer que es posible gestionar correctamente los bienes comunes.
  • Confiar en las personas que forman parte de estas plataformas económicas.
  • La masa crítica.
  • El desuso temporal del recurso empleado para ofrecer un servicio.

Finalmente, cabe destacar el carácter heterogéneo que posee este tipo de economía de colaboración -abarca numerosas actividades y procesos productivos que incluso pueden resultar antagónicas- pues ha suscitado una importante controversia debido a que en determinados sectores puede ser muy favorable y resultar una oportunidad para el mercado laboral, mientras que en otros es un riesgo.

Economía colaborativa: qué es y ejemplos - Qué es la economía colaborativa y cómo funciona

Tipos de economía colaborativa

En función del propósito que tienen los usuarios y las empresas se distinguen 4 actividades básicas a partir de las cuales puede desarrollarse la economía de colaboración:

  • El consumo colaborativo.
  • La producción colaborativa.
  • El aprendizaje colaborativo.
  • La financiación colaborativa.

Atendiendo a las formas que presenta el consumo colaborativo es posible distinguir:

  • Los sistemas de producto-servicio: donde los usuarios pueden pagar para hacer uso de un producto, sin llegar a convertirse en el propietario (Airbnb, eBay o Uber).
  • Los sistemas de redistribución: en los cuales los bienes que dejan de tener uso para unas personas son empleados por otras que los necesitan o desean, aumentando su vida útil (Wallapop o Vinted).
  • Los estilos de vida colaborativos: en los que se comparte o intercambian bienes menos físicos o tangibles, como pueden ser el tiempo o el espacio (Blablacar).

Haciendo referencia a la segunda de las actividades, la producción colaborativa se refiere al diseño, la elaboración y la distribución de productos y proyectos en colaboración.

En esta misma línea, el aprendizaje colaborativo contempla el acceso libre y gratuito a informes, libros, lecturas (por ejemplo: plataformas Mooc y Coursera) y, por tanto, la enseñanza colaborativa y la aportación de conocimientos (como es el caso de Wikipedia).

Finalmente, en la financiación colaborativa destacan, por un lado, el crowfounding o la financiación directa y en masa de un proyecto y, por otro lado, el peer-to-peer (P2P) lending que conecta a posibles inversores con quienes necesitan un préstamo. También quedan incluidas las monedas alternativas y las pólizas de seguros colectivas (Wesura).

Economía colaborativa: qué es y ejemplos - Tipos de economía colaborativa

Ejemplos de la economía colaborativa

Según queda expuesto en el artículo de Picazo y Martínez (2016), los principales sectores de economía colaborativa desde 2005 a 2015 fueron, en este orden, de mayor a menor implicación: el transporte, el alojamiento, la financiación y el intercambio de servicios y productos.

Además de los mostrados en el apartado anterior, a continuación se muestran más ejemplos de economía colaborativa:

  • Couchsurfing que favorece el intercambio cultural entre las personas mediante el alojamiento gratuito en el lugar de destino.
  • Los sistemas LETS (por sus iniciales en inglés, Local Exchange Trading Systems) o de trueque.
  • Crowdsourcing constituye una forma de trabajo colectivo en la que personas que no pertenecen a la misma empresa o institución trabajan de forma coordinada en un mismo proyecto o producto (destacan empresas como Lidl o Heineken).
  • Bancos de tiempo que permiten el intercambio de servicios, teniendo en cuenta las horas. En la Comunidad Valenciana (España) es posible encontrar, entre otros, el banco de tiempo de Xàbia y la red de intercambios SJM Valencia.
  • Landsharing para promover el cultivo en terrenos abandonados.
  • Monedas locales o sociales intercambiables por dinero real, como sucede con Hub Culture.
  • LendingClub para el préstamo de dinero entre individuos.

Ventajas de la economía colaborativa

Tal y como ha ido comentándose en apartados anteriores, la economía colaborativa genera externalidades positivas que favorecen su implantación y éxito en determinados sectores. Entre los beneficios de la economía colaborativa cabe señalar:

  • Facilita las formas de consumo.
  • Permite obtener ingresos adicionales o extra a particulares, evitando la presencia de intermediarios.
  • Favorece una gestión más eficaz de los recursos.
  • Introduce nuevos servicios en el mercado, a un precio más asequible, fomentando la competitividad positiva y la innovación.
  • Contribuye a la economía circular.
  • A nivel medio ambiental permite reducir la huella ecológica de consumo en los usuarios y la contaminación.
  • A nivel social favorece la creación de vínculos sociales y de comunidades. Además, también contribuye a aliviar problemas sociales como el hiperconsumismo y la pobreza.
  • A nivel de gobernanza y gestión permite la incorporación de modelos participativos e integradores.
  • Finalmente, supone una fuente importante de conocimientos y saberes que contribuyen al crecimiento personal.
Economía colaborativa: qué es y ejemplos - Ventajas de la economía colaborativa

Desventajas de la economía colaborativa

Conociendo los modelos de negocio colaborativo que se han ido mencionando a lo largo del artículo, es posible que podamos identificar algunos de los problemas que han tenido lugar y que, sin duda, marcan las desventajas de este tipo de modelo económico. Un caso reciente podría ser el conflicto que ha habido entre Uber y los Taxis. Partiendo de esta base, los mayores inconvenientes que presenta la economía colaborativa son:

  • La competencia desleal que suscita la aparición de este tipos de negocios de colaboración respecto aquellos tradicionales.
  • Carece de regulación, por lo que los derechos del consumidor quedan al desamparo. Esto, además, favorece la rápida expansión de este tipo de negocios.
  • Esta misma falta de regulación pone en riesgo las relaciones laborales de las empresas con los trabajadores, quienes en la mayoría de estos casos trabajan por horas y bajo la condición de autónomos. Aquí destaca la polémica del caso de los riders o repartidores que se desplazan en bicicleta.
  • Favorece la aparición de monopolios en ciertos sectores, en contraposición a uno de sus mayores beneficios, que es contribuir a la eliminación de la pobreza.
  • La dificultad que presentan las cooperativas existentes para adoptar este tipo de modelo económico.
  • Es tan amplio el abanico de plataformas colaborativas que pueden existir por internet que los usuarios no pueden conocerlas todas, lo cual deja en desventaja a aquellas que han cobrado menos fama o difusión.

Si deseas leer más artículos parecidos a Economía colaborativa: qué es y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sociedad y cultura.

Bibliografía
  • Millán Diaz-Foncea, Carmen Marcuello Servós, Grupo de Investigación GESES, Universidad de Zaragoza. Manuel Monreal Garrido, IUDESCOP - Universitat de València. (2016). Economía Social y Economía Colaborativa: Encaje y Potencialidades: https://zaguan.unizar.es/record/69619/files/texto_completo.pdf
  • Alfonso Sánchez, R. CIRIEC-España, Revista de Economía Pública, Social y Cooperativa, núm. 88, diciembre, 2016, pp. 230-258. Centre International de Recherches et d'Information sur l'Economie Publique, Sociale et Coopérative, Valencia, España. Economía colaborativa: un nuevo mercado para la economía social: https://www.redalyc.org/pdf/174/17449696008.pdf
  • Mª Teresa Méndez Picazo, Univ. Complutense de Madrid. Mª Soledad Castaño Martínez, Univ. de Castilla-La Mancha. (2016). Claves de la Economía Colaborativa y Políticas Públicas.
  • Economistas Sin Fronteras, nº12 D. (2014, enero). Economía en Colaboración: http://www.ecosfron.org/wp-content/uploads/DOSSIERES-EsF-12-Econom%C3%ADa-en-colaboraci%C3%B3n.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Economía colaborativa: qué es y ejemplos
1 de 4
Economía colaborativa: qué es y ejemplos

Volver arriba