El 2013 acaba con desastres climáticos