El ancestro común del león moderno vivió hace 124.000 años