El armadillo, mascota de la Copa Mundial de Brasil 2014
La mascota de la Copa Mundial de fútbol del 2014 será un simpático armadillo, una especie en extinción común en el norte del país anfitrión. Su presentación se ha hecho por todo lo alto, en un acto televisado que contó con la participación del mismísimo Ronaldo.

Todavía no tiene nombre, y la FIFA ha dicho que Brasil tiene hasta noviembre para elegir cuál ponerle de entre los tres siguientes: Amijubi, Fuleco y Zuzeco. Pero, fuera de nomenclaturas, el papel de la mascota será el de embajadora de la tan esperada competición. Y no sólo trasmitirá valores deportivos, porque según afirmó el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, la elección de un animal no sólo busca despertar simpatías, sino algo tan importante como los valores ecológicos.

“Uno de los objetivos de la Copa Mundial es usar el evento como plataforma para informar acerca de la importancia del medio ambiente y la ecología”, dijo Valcke. Recordemos que, casualmente, Brasil fue la sede de la última cumbre mundial ecológica (COP 17) organizada por Naciones Unidas, si bien el resultado no supuso un avance en su principal objetivos, la detención del avance del cambio climático.

Por otra parte, al menos en principio, la elección del armadillo nada tiene que ver con su comportamiento de hacerse una pelota cuando huele el peligro, aunque la cosa da su juego y no faltarán alusiones a ello. En realidad, el respeto a esta especie amenazada es el principal mensaje que se busca trasmitir.

El armadillo, mascota de la Copa Mundial de Brasil 2014
Volviendo al todavía enigmático bautismo de la mascota, la FIFA ha explicado que Amijubi es un término que “representa la dicha y la amistad”, mientras Fuleco y Zuzeco tienen un “mensaje ecológico”. Además, los tres nombres fueron elegidos en “una votación por parte de un panel de jueces de alto nivel” en Brasil. ¿Y tú, qué nombre le pondrías?