El cambio climático podría elevar más las temperaturas