El cambio climático potencia el crecimiento de los árboles