El cambio climático reduce los nutrientes de los alimentos