El comercio justo también beneficia a la naturaleza