El cultivo de marihuana en California causa estragos ambientales
El cultivo a gran escala de marihuana en California obedece a la legalización del mismo para uso medicinal, pero el entorno está cayendo gravemente enfermo a consecuencia de esta explotación masiva.

Según recientes estudios, numerosas especies están viéndose abocadas a la extinción y la deforestación galopa sin marcha atrás en el norte de California. ¿Qué ocurre? Las causas han sido identificadas y, sin duda algunta, señalan a este boom de cultivos como principal culpable de la caótica situación.

La aplicación de grandes cantidades de pesticidas, en muchas ocasiones ilegales, y también de venenos para animales en granjas al aire libre y en invernaderos ha polucionado los ríos circundantes, poniendo en jaque al salmón.

Venenos y pesticidas

Se da la circunstancia de que el entorno está poblado por especies protegidas en las que se invierte mucho dinero para su recuperación. En este aspecto, los científicos han puesto el grito en el cielo por la dispersión incontrolada de venenos, pesticidas y polución en general.

Otro de los grandes problemas es la tala de espacios naturales para la plantación de nuevos cultivos. En un estudio realizado por la Universidad de California Davis, por ejemplo, se concluyó que 46 de 56 comadrejas muertas analizadas tenían veneno para ratas en sus cuerpos.

Los venenos empleados por los agricultores para evitar que los animales roan sus plantas de marihuana estaría propiciado esta matanza, que ha dejado anonadados a los científicos por el tremendo daño que está causando al entorno.

Otros de los contaminantes que se drenan y acaban filtrándose en las aguas fluviales son hormonas vegetales, combustibles diesel y desechos humanos, provocando una toxicidad tremenda que ha hecho proliferar las algas en los ríos de la región durante la última década. Igualmente, los brotes de cianobacterias suponen un peligro para la salud pública de los bañistas, tanto para las personas como para los perros que ingieren estas algas, que pueden resultar letales.