El dinero destroza el medio ambiente