El genoma completo del lince puede ayudar a conservar la especie