El genoma del cerdo demuestra que puede ser muy útil para la biomedicina