El libro blanco de las ciudades inteligentes
Y cuando decimos inteligentes nos referimos a respetuosas con el medio ambiente y a las que buscan una eficiencia energética máxima. Son las ciudades del futuro. Se ha presentado en la Oficina del Parlamento Europeo en Madrid, el Libro Blanco Smart Cities, un documento que analiza y señala los beneficios que se obtienen con el desarrollo inteligente de una ciudad.

Pero, además, este tipo de ciudades son inteligentes desde un punto de vista económico, ya que la inversión necesaria para su puesta en marcha se recupera en pocos años con el ahorro que suponen las medidas de eficiencia energética y de recursos.

El Libro Blanco Smart Cities tiene como objetivo transmitir ideas, promocionar las medidas que ya se han implantado en algunas ciudades del mundo. Ahora es el turno de los responsables de la gestión de las ciudades ponerlas en práctica en sus propios municipios. Se trata de conseguir un modelo eficiente y sostenible.

En general, las ciudades inteligentes deben seguir algunos criterios básicos: el gobierno debe ser transparente, la movilidad debe ser eficiente, la sostenibilidad debe regir toda la gestión, la población debe ver satisfechas sus necesidades y la economía debe aprovecharse de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) para hacer más eficiente (y barata) la ciudad.

El libro blanco de las ciudades inteligentes
Las ciudades deben competir para atraer el talento de las personas con conocimientos e ideas. En otras palabras, las ciudades inteligentes se construyen en torno al ciudadano. En principio, estas ciudades no pueden superar los diez millones de habitantes si quieren atraer capital y personas.

En España

Hay España hay bastantes ciudades de tamaño medio y, también, poblaciones escasamente pobladas. Ambos tipos de localidades son susceptibles de convertirse en ciudades inteligentes. Siguiendo los consejos de este nuevo libro blanco de las ciudades inteligentes, los municipios pueden conocer el camino para aplicar la filosofía Smart City y, a través de la cooperación entre autoridades y agentes económicos y sociales, e implicando a los ciudadanos, convertirse en una ciudad sostenible, eficiente e inteligente.