El Mediterráneo contará con un sistema de respuesta rápida ante vertidos petroleros