El meteorito que acabó con los dinosaurios originó los bosques actuales
El meteorito que acabó con los dinosaurios, una gigantesca roca de diez km. de diámetro, cuyo impacto provocó desastres naturales en todo el planeta, dejó libre el terreno a los mamíferos.

Lo hizo borrando de la faz de la Tierra a los dinosaurios, incapaces de sobrevivir en aquel entorno. Hubo una transformación radical, que afectó a la flora y a la fauna y, según revela un nuevo estudio estadounidense, también provocó la desaparición de casi toda la vegetación de hoja perenne, afectando mucho menos a los árboles y plantas de hoja caduca.

Así, las plantas de hoja caduca y de rápido crecimiento reemplazaron casi por completo a las de crecimiento mucho más lento, abundantes en aquel entonces. Es sólo un ejemplo de los radicales cambios que se produjeron a consecuencia del impacto del meteorito, hace aproximadamente 65 millones de años, pero fue decisivo, pues este tipo de plantas eran el principal sustento de los dinosaurios.

El origen de nuestros bosques

Así, con la brutal colisión de un meteorito producida hace millones de años cambió el escenario y se inició el camino hacia la extinción para muchas especies de la flora y fauna. Una extinción que abrió el camino a un nuevo panorama. Aquella transformación, en suma, acabó modelando el medio ambiente en el planeta, convirtiéndolo en lo que hoy conocemos.

El meteorito que acabó con los dinosaurios originó los bosques actuales
Benjamin Blonder, científico de la Universidad de Arizona y líder de la investigación, explica que el asteroide significó un nuevo comienzo para las especies que existían en ese momento.

No todo fueron efectos negativos, pues nuevas especies pudieron sobrevivir. Las plantas caducas empezaron a prevalecer por su mayor aptitud en un entorno de condiciones ambientales caóticas. “El follaje de las plantas de hoja caduca son de corta duración y de una constitución más simple, pero fácil de reemplazar, lo que les ayudó a sobrevivir al fatal invierno surgido tras el impacto del asteroide”, concluye el experto.