El misterioso y enorme ojo encontrado en una playa podría ser de un pez espada