El petróleo frenó el calentamiento global