El río Potomac no ha estado tan limpio en décadas