El tigre siberiano en peligro de extinción
La población del tigre del Amur o tigre siberiano está disminuyendo a pesar de las medidas que se han tomado durante los últimos años para proteger a este animal. El tigre siberiano (Panthera tigris altaica) es una subespecie de tigre propia de los bosques del extremo sureste de Rusia, en la región del río Amur y la frontera entre Rusia y China. Tradicionalmente se le ha considerado el mayor felino del mundo criado de forma natural.

El Fondo Internacional para la Protección de los Animales y su Hábitat (IFAW) ha denunciado esta situación aprovechando que se celebrará en breve el Día del Tigre. El IFAW financia programas de reintegración en el medio natural de los tigres que se encuentran cuando son cachorros huérfanos. Además, lucha contra los cazadores furtivos y otros colectivos que perjudican al tigre.

Un estudio elaborado en la región de Primorie, en el extremo más oriental de Rusia, permitió averiguar que entre 2004 y 2005 habitaban unos 120 ejemplares de este tipo de felino. Entre 2010 y 2011, quedaban menos de 80. La población se redujo más de un 30% en los últimos siete años.

El programa de protección del tigre siberiano fue aprobado en 2010, pero no garantiza la repoblación. Mientras tanto, el área de su hábitat se reduce, así como sus fuentes de alimentación. Cada año, aparecen varios cachorros huérfanos, lo que resulta una señal alarmante. Según la organización IFAW, hace falta proteger mejor el área donde habita el tigre, impedir la tala ilegal de árboles, especialmente del cedro, y la caza furtiva de los ungulados, un alimento básico para el tigre.

La legislación de Rusia, de momento, no penaliza el acopio ni el transporte de pieles del tigre y de otros animales incluidos en el Libro Rojo de Especies Protegidas. El pasado agosto, sin ir más lejos, la policía de Primorie decomisó ocho pieles del tigre a un supuesto jefe de un grupo de cazadores furtivos. Pero sólo se le pudo juzgar por posesión ilegal de armas.

El Día del Tigre se celebra cada año en el extremo oriental ruso el último domingo de septiembre desde 2001.