El tráfico es el mayor problema medioambiental en las grandes ciudades españolas