El vapor de agua acelera el calentamiento del planeta