El Vaticano defiende el turismo ecológico