El zoo de San Diego abre un centro para desarrollar productos inspirados en la naturaleza