Las emisiones de CO2 se disparan en España
Con el parón que últimamente han sufrido las renovables en España, la falta de apoyos y de inversiones por miedo a la incertidumbre regulatoria, no extraña en absoluto que de ello se haya derivado un importante aumento de las emisiones de CO2.

La diferencia de un año a otro es alarmante, de acuerdo con datos del Observatorio de la Electricidad de marzo 2015 de WWF, en comparación con los obtenidos el mismo mes del año pasado. “Si seguimos así, no cumpliremos los compromisos climáticos para 2020”, advierten los activistas.

Más del 50 por ciento de CO2

Desde WWF se demandan leyes que apuesten por la generación de energía renovable para revertir la actual tendencia, de un marcado descenso de la producción de energías renovables, concretamente la eólica, fotovoltaica y termosolar.

La consecuencia, según datos del Observatorio, ha sido nefasta: un aumento en las emisiones totales de CO2, sobre todo por la quema de carbón en las centrales térmicas. Además de observarse “un aumento muy considerable” de las emisiones de dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno con respecto a las cifras registradas en marzo del 2014, las emisiones de CO2 también sueron muy superiores.

Las emisiones medias de CO2 alcanzaron los 142 kg de CO2 por MWh generado, frente al valor medio de marzo de 2014 de solo 71 kg/MWh. Además, en este mes de marzo se han registrado 3.224.186 ton CO2, frente a las 1.575.389 ton de CO2 de marzo de 2014, un aumento de más de la mitad (51,14%).

Las emisiones de CO2 se disparan en España
Desde WWF recuerdan a quien corresponda que España debería preparar medidas acordes con los objetivos que se van a intentar alcanzar en la próxima reunión climática global, que se celebrará a finales de año en París (COP21), en la que se intentará alcanzar un acuerdo vinculante para frenar el avance del cambio climático.