En Italia se venden más bicis que coches
Roma debe de ser una de las ciudades (occidentales) con una circulación más caótica, algo que no beneficia a los ciclistas. Cuando los coches prácticamente van por donde quieren y no hay carriles bici, la integridad física del ciclista corre verdadero peligro. Madrid y Atenas no son muy diferentes. Los países mediterráneos. En algo se parecen: en que les golpea la crisis económica más que a otros países de su entorno y en el tráfico caótico en sus grandes ciudades.

Pero, como se suele decir, no hay mal que por bien no venga y en Italia cada vez se ven más bicicletas circulando por las calles. Y ello, a pesar de que, como decimos, Roma, Milán y otras grandes ciudades italianas no son precisamente un ejemplo de seguridad vial.

Sea por la crisis, sea por el respeto al medio ambiente o por cualquier otra causa, el caso es que cada vez más italianos optan por una bici para realizar sus desplazamientos diarios. Como medio de transporte, pero también como ocio. Tanto es así que, por primera vez desde el final de la Segunda Guerra Mundial, la venta de bicicletas ha superado a la de los coches, según datos ofrecidos por Confindustria, asociación de fabricantes.

Italia es el origen de míticas marcas de coches deportivos, como Ferrari, Maserati o Lamborghini. Pero parece que la cosa está cambiando: el año pasado se vendieron 1.750.000 bicicletas frente a 1.748.000 vehículos con motor. Con todo, Italia sigue teniendo uno de los niveles más altos de coches del mundo, seis de cada diez italianos posee un coche en propiedad.

Parte de la explicación la encontramos en la crisis económica que azota a Europa, especialmente a los países del sur. También influye la subida del precio de la gasolina, que ha alcanzado en Italia un coste de unos dos euros el litro (y seguirá subiendo). Así, la venta de bicis aumenta, pero la industria del automóvil ha entrado en la peor crisis en décadas. En septiembre, las ventas de coches descendieron un 25% respecto de mismo período del año anterior, según cifras ofrecidas por Fiat.

Hay muchas bicis nuevas. Pero también muchas otras que se han reparado. En este caso, sin duda la causa es la crisis. Grecia, España, Portugal (y quizá Irlanda), ése es vuestro futuro.