En las profundidades de la Tierra hay una inmensa reserva de agua