En los Pirineos, una de las plantas más raras del mundo se poniliza gracias a las hormigas
En los Pirineos españoles, a unos 850 metros sobre el nivel del mar, en dos acantilados, se encuentra toda la población de la especie Borderea chouardii, Es una pequeña planta que crece en las grietas de la roca. Sus hojas tienen forma de corazón y sus flores son verdes.

María García, del Consejo Nacional de Investigación, ha descubierto la estrategia de supervivencia de la planta, que depende de las hormigas. La planta es prehistórica. Sobrevive desde que los Pirineos disfrutaban de un clima tropical. Fue descubierta en 1952 y García comenzó a estudiarla en 1993.

La Borderea chouardii puede ser macho o hembra. Por tato, necesita algún método para transportar el polen de unas flores a otras. El viento parece el mejor sistema, ya que viven en una zona montañosa. Pero García descubrió que ese método no era el usado.

Además, tiene la particularidad de que, tras la fecundación, recurva sus pedicelos hacia el interior para depositar las semillas en la roca, buscando con ello la menor pérdida posible de sus semillas. A pesar de ello, se calcula que un 90 % de las semillas se pierden al caer en lugares no propicios para la especie.

Las hormigas ayudan a la planta en ese trabajo de dispersión de semillas. Entre 2008 y 2009, García pasó 76 horas comprobando qué insectos visitaban sus flores. La mayoría eran hormigas. Normalmente, los insectos que polinizan son voladores. Pero las pequeñas flores de la Borderea chouardii no resultan atractivas para los insectos más grandes.

García ha demostrado que alrededor del 83 % de las flores hembra prosperan. El principal distribuidor de semillas es una especie de hormiga, la Pheidole pallidula, que arrastra las semillas de las grietas cercanas. Se come dos terceras partes de las semillas que recoge. El resto, germinan.

Según la investigadora, la colaboración es doble: se asocia con algunas hormigas para polinizar sus flores y con otras para dispersar sus semillas. Por eso hay tres especies de hormigas que participan en el proceso. Si las hormigas desaparecen, la extraña y antiquísima planta también lo hará.