En Sudáfrica se siguen construyendo centrales energéticas de carbón