En Suecia se produce más energía procedente de biomasa que de petróleo