Ence gestiona sus plantaciones para evitar incendios
La empresa Ence destina 2,4 millones de euros anuales a gestionar sus bosques a través de actuaciones que buscan la prevención, vigilancia y minimización de los efectos del fuego en las superficies forestales que gestiona en España. Un monte limpio es más difícil de quemar. Dichas actuaciones forman parte de los planes de autoprotección contra incendios forestales de la propia empresa, cuyo desarrollo se ha realizado en todos los terrenos de la compañía.

Ence coordina su plan en todas las comunidades autónomas en las que opera, esto es, Andalucía, Asturias, Cantabria y Galicia. La compañía considera esencial centrar los esfuerzos en las labores de prevención durante todo el año, no sólo cuando se acerca el verano, la época más propicia para que se produzcan incendios forestales. Las tareas incluyen laboreos, limpieza de montes, mantenimiento de cortafuegos, eliminación de residuos forestales, desbroces o selección de brotes.

En todo caso, aunque es una labor que se desarrolla todo el año, al llegar las épocas de mayor riesgo en cada comunidad, se activa el plan propio de vigilancia y la compañía adapta sus actividades y protocolos de actuación para extremar las precauciones.

Además de la selvicultura preventiva que realiza Ence de forma anual, la compañía se prepara antes de la llegada de la época de riesgo y realiza o repasa cortafuegos para organizar las líneas de defensa antes de que llegue el peligro. También lleva a cabo desbroces y elimina la biomasa o matorral que se encuentra junto a carreteras, pistas o caminos más transitados.

El objetivo de la empresa es evitar que se inicie un fuego y, en todo caso, en el peor de los casos, que un conato de incendio no llegue a convertirse en incendio forestal. En el caso de Andalucía, donde hay más superficie forestal gestionada por la empresa, el plan incluye el mantenimiento de un parque de maquinaria específicamente preparada para luchar contra las llamas de forma inmediata, impidiendo así su propagación.

Las medidas preventivas establecidas en los planes de Ence han sido elaboradas de acuerdo con los programas de protección y defensa contra incendios de las administraciones públicas de Andalucía, Asturias, Cantabria y Galicia.